El uso de abono en la agricultura urbana

 

PROGRAMA DE EXPERTICIA EN RESIDUOS URBANOS

 

La conversión de abono de desechos orgánicos urbanos

Doortje 't Hart, Jacomijn Pluimers

 

WASTE

Crabethstraat 38 F, 2801 AN Gouda, los Países Bajos

tel: +31 182 522625, fax: +31 182 584885, e-mail: waste@nld.toolnet.org

________________________________________________________

 

Resumen

Introducción

Durante los proyectos de investigación previos hechos por WASTE en relación a la conversión de abono de desechos orgánicos urbanos, la comercialización de abono orgánico y vegetal resultó ser uno de los problemas más importantes.

Especialmente el alto coste del transporte del abono orgánico y vegetal a los usuarios parece ser un punto de atasco. La agricultura urbana parecía ser un mercado potencial para el abono orgánico y vegetal urbano con el cual el coste del trasporte podría haber permanecido bajo.

Como no se sabe mucho sobre el uso de abono orgánico y vegetal en la agricultura urbana, una investigación inventarisadora fue comenzada, también como un medio para ampliar las oportunidades comerciales para el abono orgánico y vegetal. Los resultados de esta investigación se dan en este informe.

La pregunta central de esta investigación fue:

* ¿puede la agricultura urbana ser un mercado potencial para el abono orgánico y vegetal, compuesto por los materiales de desecho orgánicos urbanos?

La investigación comenzó con un inventario del material publicado disponible sobre la agricultura urbana y la conversión en abono. Además de reunir la información sobre el tema, se ha hecho un inventario de los recursos humanos, especialmente en Los Países Bajos. Con el propósito de adquirir información práctica y actual en los terrenos mismos un cuestionario fue ideado. El objetivo central del cuestionario ha sido el siguiente:

Obtener información reciente en relación a la incidencia actual de la agricultura urbana y de los potenciales existentes y las amenazas reales de la agricultura urbana al hacer uso del abono orgánico y vegetal.

Los cuestionarios fueron enviados a 20 organizaciones en 16 países distintos en Asia, Africa y América Latina, que trabajan con agricultura urbana; 14 fueron retornados. El cuestionario fue subdividido en 3 partes principales: preguntas referentes a la organización, preguntas sobre el tipo de proyecto de agricultura urbana y preguntas sobre el uso de abono orgánico y vegetal en la agricultura urbana.

Agricultura urbana

Se utiliza en este informe la siguiente definición de agricultura urbana:

Se denomina bajo el concepto de agricultura urbana la cultivación de cultivos alimentarios y no alimentarios dentro de una ciudad y en los alrededores de la ciudad en donde hay conexiones directas con la ciudad:

- los productores viven en la ciudad misma, o

- la ciudad es el único mercado para los productos agrícolas, o

- la agricultura todavía es un mercado potencial para el abono orgánico y vegetal urbano.

En general, hay dos razones importantes por las cuales la gente en las ciudades del sur ponen en práctica la agricultura urbana: razones nutritivas y razones socioeconómicas, las cuales resultaron, al estudiarlas, estar muy relacionadas entre sí.

Razones nutritivas posibles son: la producción de alimentos básicos, un suplemento vitamínico y/o mineral a los alimentos y una reducción de las pérdidas de nutrientes porque los productos son frescos.

Razones socioeconómicas posibles son: la generación y diversificación de ingresos y la creación de puestos de trabajo.

Los agricultores urbanos no forman un grupo homogéneo. Pueden ser encontrados en casi todos los grupos socioeconómicos de la ciudad. Mougeot (1993) identifica tres categorías de cultivadores, las cuales se diferencian dependiendo de las razones por las cuales ponen en práctica la agricultura urbana:

1. Agricultores de supervivencia de bajos ingresos.

2. Jardineros domésticos con ingresos medianos.

3. ‘Agricultores’ de agroindustrias.

Se desconoce el número de agricultores pero se hizo evidente que la agricultura urbana es puesta en práctica generalmente a un nivel familiar y sólo a veces en grupos.

Se pone en práctica la agricultura en las ciudades en lugares de diferente tipo: puede ser puesta en práctica en terrenos o en otros sitios. La puesta en práctica de agricultura urbana en terrenos se puede encontrar en varios lugares de la ciudad: en jardines o patios traseros o en terrenos comunales, públicos o sin construir. La calidad de los terrenos es determinada por la fertilidad de la tierra, el agua disponible y la contaminación del suelo por metales pesados y/o sustancias químicas. Además de la calidad, la situación de la tenencia de la tierra influye mucho el tipo de agricultura urbana que se ponga en práctica. Cuando no hay tierra disponible, por una densidad alta de edificios, o cuando sólo está disponible la tierra contaminada, la gente todavía encuentra lugares en donde poner en práctica la agricultura. Los ejemplos encontrados fueron: producción en los tejados, jardines de balcón, jardinería de recipiente, "muros cultivados" y el cultivo hidropónico.

La magnitud en la cual la agricultura urbana ocurre puede ser obtenida del número de agricultores urbanos en la ciudad, el tamaño de los terrenos y el nivel real de la producción. Ya que la mayoría de los materiales publicados consiste de estudios de casos prácticos no se han encontrado muchos datos generales acerca de la magnitud en que ocurre la agricultura urbana. Entre otros, la magnitud está determinada por el nivel de la pobreza, la actitud del gobierno municipal, la estructura de la ciudad, la disponibilidad y la calidad del terreno y el clima.

 

 

 

Aunque la agricultura urbana en el sur varía mucho se pueden mencionar algunas características generales:

* Es una actividad espontánea.

* Generalmente se pone en práctica a un nivel familiar.

* Se pone en práctica con gran intensidad de mano de obra.

* Generalmente tiene un bajo insumo de fondos en efectivo por unidad de producción.

* Tiene un nivel de productividad alto.

El perjuicio de que sólo se cultivan verduras en las ciudades no es correcto: casi todos los tipos de cultivos se producen en las ciudades, siempre y cuando estos estén adaptados al clima prevalente. No obstante en una ciudad los agricultores se enfrentan a varias condiciones que sólo ocurren en las ciudades:

1. Relativamente hay poco espacio, lo que hace necesario un sistema de cultivo intenso.

2. Contaminación por metales pesados; una manera de proteger los cultivos es el seleccionar aquellos cultivos menos vulnerables a la contaminación por metales pesados.

3. Robo; se deben tomar medidas especiales para reducir los números de robos.

Muchos gobiernos tienen la tendencia de prohibir la agricultura dentro de las ciudades, para lo cual dan varias razones. Una de estas razones es que la agricultura urbana destruye la imagen de la ciudad. En general hay una falta de normas regulatorias para promover la agricultura urbana: pocas reglas de tenencia de tierra, no existen servicios de extensión, no existen aportaciones dentro de los límites de la ciudad, falta de agua que no esté contaminada, no hay coordinación entre el trabajo del gobierno, las O.N.G. (Organizaciones No Gubernamentales) y las instituciones privadas, etc.

Otros problemas inherentes a la ciudad, pero mencionados con menos frecuencia, son: la falta de extensión, aportación y servicios de crédito, falta de recursos financieros, pestes, robo de los cultivos, falta de agua y contaminación del cultivo por metales pesados o residuos de pesticidas. Sorprendente fue que en ninguno de los estudios de casos prácticos publicados se menciona la falta de fertilizante como problema.

 

El uso de desechos orgánicos en la agricultura urbana

En este informe el desecho orgánico se define de la siguiente forma:

La parte biodegradable de los residuos domésticos, de los mercados, de los jardines y de los excrementos humanos y animales. Las aguas residuales no están incluidas.

Existen cuatro formas de utilizar los desechos orgánicos dentro de la agricultura:

1. Desechos frescos.

2. Abono orgánico y vegetal

3. Estiércol.

4. Excrementos (humanos).

En este informe el enfoque está en las dos primeras formas, pero también fueron encontradas las combinaciones con excrementos humanos o animales. El uso múltiple de los desechos orgánicos en Calcuta, en la India, es un ejemplo del uso de desechos frescos para la producción de alimentos. Los desechos urbanos se trasladan a un vertedero, donde se ha desarrollado un "sistema" integrado. No sólo se utilizan los desechos urbanos sólidos, sino tambien los sedimentos de las aguas residuales son utilizados para la cultivación de cultivos, la piscicultura y la cría de animales.

Un ejemplo del uso de abono orgánico y vegetal proviene de Yaoundé, Camerún: grupos de jóvenes recogen residuos urbanos y lo convierten en abono orgánico y vegetal. El abono es utilizado en las huertas en la misma ciudad. La cantidad de abono orgánico y vegetal producido utilizando residuos urbanos excede la demanda mercantil.

Las ventajas del uso de desechos frescos como fertilizante en comparación con el uso de abono orgánico y vegetal son las siguientes:

- Es fácil de utilizar y está directamente disponible mientras que la conversión en abono requiere tiempo y trabajo.

- El contenido mineral de los desechos frescos es más alto mientras que la conversión en abono resulta en una pérdida de minerales (Grubben, 1976).

El uso de abono orgánico y vegetal tiene las siguientes ventajas:

- Reducción de patógenos.

- Reducción de semillas de hierbas malas.

- No tiene olor.

- No contiene un riesgo de inmovilización N. temporal.

- Es materia orgánica estable.

En ambos casos existe el riesgo de contaminación causada por patógenos (cuando el proceso de conversión en abono no se ha hecho de forma adecuada), por metales pesados o materias tóxicas. Por razones de higiene se recomienda el uso de abono sobre el uso de desechos frescos.

Experiencias obtenidas en el terreno

De los 14 cuestionarios retornados 8 provinieron de Africa, 4 de Asia y 2 de América Latina. La mayoría de las organizaciones son O.N.G., solamente una es un CBO y dos son Agencias Internacionales Donantes (International Donor Agencies). Los objetivos generales de las organizaciones son: proporcionar ingresos, trabajo y mejor nutrición al grupo beneficiario.

Los objetivos de los proyectos de agricultura urbana se pueden dividir en tres grupos:

- Objetivos socioeconómicos.

- Objetivos nutritivos.

- Objetivos ecológicos.

Los grupos beneficiarios son en mayor parte grupos de personas con bajos ingresos y/o mujeres. Los problemas a los cuales se enfrentan los cultivadores urbanos son la falta de terrenos, la falta de aportación y servicios de apoyo. La mayoría de los proyectos agrícolas urbanos utilizan abono orgánico y vegetal. Los siguientes problemas relacionados con el uso de abono orgánico y vegetal fueron mencionados:

- Falta de información.

- No existe información sobre las ventajas.

- Riesgos para la salud.

- Falta de tiempo y dinero.

 

Conclusiones

Hay varias diferencias entre la información proveniente de los materiales publicados y la información derivada de las respuestas al cuestionario. En primer lugar, las publicaciones se refieren a la agricultura urbana espontánea mientras que el cuestionario fue contestado por organizaciones que habían organizado la agricultura urbana a través de un proyecto. Los materiales publicados establecen que los cultivadores urbanos se encuentran en todas las categorías socioeconómicas, mientras que los proyectos son establecidos para el grupo de personas con bajos ingresos y/o mujeres. Las razones por las cuales los cultivadores urbanos ponen en práctica la agricultura son socioeconómicas y nutritivas según los materiales publicados. Las organizaciones que han respondido al cuestionario agregan tener un objetivo medio ambiental. En segundo lugar, es sorprendente que los materiales no mencionan la disponibilidad de nutrientes como una limitación. La mayoría de las organizaciones las cuales respondieron al cuestionario estimulan la producción y el uso del abono orgánico y vegetal desde la perspectiva ecológica.

En general hemos encontrado poca información sobre lo siguiente:

- El número de cultivadores urbanos.

- La magnitud de la agricultura urbana.

- Comercialización de los productos de agricultura urbana.

- Aspectos económicos relacionados al uso del abono orgánico y vegetal en la agricultura urbana.

- Aspectos de salud relacionados al uso del abono orgánico y vegetal en la agricultura urbana.

El inventario de la red de experiencia y competencia experta en los Países Bajos ha demostrado que, con la excepción de la Fundación ETC, no hay muchos expertos en la agricultura urbana en los Países Bajos. Los proyectos agrícolas urbanos son en su mayoría actividades investigadoras, pero tambien los programas de capacitación internacional y las O.N.G. que apoyan/financian los proyectos en el sur a veces se ocupan de la agricultura urbana.

Volviendo a la pregunta central de este estudio, podemos concluir que la agricultura urbana suministra oportunidades de nuevas salidas de mercado para el abono producido a base de desechos orgánicos urbanos, pero esto no es evidente. Existen ciertos aspectos que deben ser tomados en cuenta si se usa el abono orgánico y vegetal en la agricultura urbana:

- La agricultura urbana debe exsistir o ser estimulada.

- El costo de la conversión en abono debe ser bajo.

- El uso de los desechos debe ser acceptado culturalmente.

- Asistencia técnica debe ser dada a los cultivadores.

- No sólo se debe prestar atención a los cultivadores urbanos sino también las autoridades deben ser involucradas para estimular la autorización habilitante.

 

Recomendaciones para actividades futuras

Basándonos en este estudio inventarisador, sugerimos las siguientes actividades para el futuro a corto plazo:

* Investigaciones en forma de estudios de casos prácticos a nivel urbano sobre el uso de abono orgánico y vegetal en la agricultura urbana, con un énfasis especial sobre los riesgos para la salud, los aspectos económicos y las normas para la tenencia de tierra.

* Un segundo cuestionario para obtener más información sobre las actividades relacionadas a la conversión en abono de los proyectos agrícolas urbanos que también figuraron en el primer cuestionario, o un taller con los representantes de los distintos proyectos para intercambiar información sobre el tema.

* Un taller en los Países Bajos en el cual las personas encargadas de la agricultura urbana y asuntos relacionados (basándose en el estudio de la red) tomen parte.